¿Por qué la publicidad en redes tiene tan malos resultados?

La publicidad en redes es para conectar con los clientes. Eso significa que al hacerlo las ventas deberían subir ¿cierto?

Pero en muchos casos las conversiones se estancan de un modo escalofriante: se aparta un presupuesto de publicidad, se producen imágenes nuevas, se monta una grilla de contenido, el número de seguidores crece, hay más tráfico pero las ventas no suben. Quizá al principio sea entendible, todo ese trabajo debe rendir frutos en algún momento, pero ¿que sucede si después de varios meses las ventas siguen estancadas?

Según Hubspot sólo el 30% de los marketeros dicen que sus compañías son efectivas en el mercadeo de contenido.

¿Y si todo esto es una pérdida de tiempo, dinero y atención?

Esto es un grave problema, que no le sucede a unos pocos. Muchos esfuerzos en community managment quedan en esfuerzos.

¿Es la publicidad digital una moda pasajera?

No. El marketing digital es una poderosa herramienta cuando se aplica correctamente. Está bastante lejos de ser una estafa.

Pero la verdad es que la publicidad con sólo hacer promoción en redes es como despegar un avión sin alas.

La promoción en redes es sólo un eslabón de una gran cadena de un continuo proceso de fidelización.

Algunos del equipo creemos que existe una burbuja económica en las redes sociales, pero incluso después que reviente la publicidad en redes llegó para quedarse. Este proceso bien aplicado a la larga genera muy buenos resultados a un costo menor a la publicidad por medios tradicionales.

Entonces ¿Qué estamos haciendo mal?

 

1. La principal razón es no aplicar la herramienta completa.

El marketing digital no es sólo estar en las redes. El inbound marketing tiene una serie de pasos a seguir para hacer una variante del marketing digital. En general deseamos traer a nuestros prospectos a que visiten nuestra web, que nos sigan por las redes o que se suscriban a la lista de correos para que estén actualizados de nuestros servicios y productos, ofrecerles promociones, etc. Para que toda esta estructura funcione se debe implementar un análisis de la audiencia, los temas asociados y se debe poder medir el éxito de nuestras campañas. Es importante que la web contenga un funnel de fácil acceso. Por cada 92$ usados para atraer clientes solo se usa 1$ para convertirlos (fuente hubspot)

2. Poner el ego delante de todo lo demás

El community managment no es para ganar seguidores. La mayoría allá afuera están enfocados en tener kilo o mega seguidores: 6 mil “me gusta” en una publicación pero ni un cliente nuevo. Con lo sencillo que se ha vuelto comprar followers esto se ha vuelto aún menos una medida de éxito. Obviamente la base de fans debería incrementarse de una manera orgánica a medida que vayamos compartiendo más y mejor contenido. Este mal del ego se lleva incluso a niveles mayores al no permitir opiniones adversas.

3. Fallar en crear influencia

Al final todo se resume en la capacidad de convencimiento que tengamos. Con tener un producto bueno no basta, hablar de los beneficios hace tiempo que dejó de ser suficiente. Debemos seducir a nuestra audiencia, crear las condiciones para que se conviertan en nuestros aliados. Este negocio funciona en esas dos direcciones: Se debe crear contenido que genere influencia y se debe pedir a la audiencia que avance al siguiente paso del funnel de ventas.

4. Olvidarse del producto

En nuestro espectro de trabajo pocas veces nos dan permiso de meternos para alterar el producto, al final es diseñado por nuestro cliente y debemos respetarlo. Nuestro trabajo es diseñar alrededor de este producto y desarrollar las campañas y piezas alrededor de los valores de la empresa. En el nuevo mercadeo el producto está constantemente en la mesa de negociación, es la audiencia misma la que nos va a decir en qué dirección movernos, es por eso lo importante de tener una buena medición del comportamiento de nuestros seguidores. En la actualidad respetuosamente preguntamos hasta donde podemos pasar, si nos dan acceso ofrecemos un gran número de ideas y métodos para comprobar que estas funcionen.

Por supuesto existen errores comunes muy típicos como:

  • Crear una grilla sólo para saludar y recordar efemérides.
  • Desarrollar contenido que no tiene nada que ver con los valores de la empresa ni de la audiencia.
  • Tener un mensaje muy simple o tener un mensaje demasiado complejo.
  • Apuntar a comunidades que no les interesan los temas.
  • Crecer una base de seguidores que no enganchan con las campañas.

El resultado:

Con la apliación correcta de las herramientas se debe tener un negocio en constante crecimiento. Ideas frescas revoloteando y un sentimiento genuino de seguridad a pesar de todas las dudas que están allí afuera.

Evite los errores de la mayoría. Diseñe y ejecute una estrategia de marketing coherente.

Cree el camino que sus clientes naturalmente siguen antes de decidir comprar y cree estímulos para que avancen de un paso al siguiente. Este estímulo constante disparará las ventas a niveles insospechados.

Entradas recientes

Dejar un comentario